Evolución climatológica del año hidro-meteorológico 2013-2014

Hasta el momento actual, el clima del año hidro-meteorológico 2013 – 2014, que comenzó en septiembre del año pasado, se caracteriza por tener un carácter normal en materia de precipitaciones y cálido en cuanto a temperaturas. Mientras que las precipitaciones acumuladas hasta finales del mes de mayo superan los 400 litros por metro cuadrado, sólo un 6% por debajo de la media de referencia, las temperaturas se sitúan por encima de los 14ºC, superando en 1ºC las medias del periodo 1971 – 2000.

A pesar de que el mes de septiembre iniciaba el año hidro-meteorológico con anomalías positivas en cuanto a las precipitaciones, el otoño resultó muy seco y llevó al conjunto de la región a una situación de sequía pluviométrica. En los meses siguientes, las precipitaciones han sido abundantes, lo que ha permitido mejorar, aunque no superar esta situación. El carácter seco del mes de mayo ha sido determinante para la actual situación. En los gráficos siguientes se representa la comparación de las precipitaciones en el año hidro-meteorológico 2013 – 2014 y su comparación con respecto a los valores medios, tanto en forma de valores mensuales como acumulados.

 Imagen

En el análisis de la distribución espacial de las anomalías pluviométricas destaca que el déficit pluviométrico ha sido especialmente acusado en la Cuenca Mediterránea con anomalías pluviométricas negativas superiores al 50%. En el resto de la región las anomalías negativas han sido superiores al 20%. Únicamente, algunas áreas de los sistemas béticos han registrado anomalías positivas.

En cuanto a la evolución de las temperaturas, a excepción del mes de noviembre en el que las temperaturas fueron inferiores a la media de referencia en el resto del año hidro-meteorológico los meses registraron anomalías termométricas positivas. Éstas fueron especialmente acusadas en los meses de octubre y abril con anomalías de 2,4 y 3,2ºC respectivamente.

Con respecto a la variación espacial de las anomalías termométricas, éstas han sido algo más acusadas en el medio Guadalquivir y algunas zonas de sierra en los entornos de Cazorla, Ronda y Baza.

 Imagen

No se espera que los meses que restan para la finalización del año hidro-meteorológico puedan suponer un cambio significativo en la tendencia ya señalada para precipitaciones y temperaturas. Teniendo en cuenta los años precedentes, los meses de verano son aquellos en los que las anomalías térmicas positivas son más acusadas y sólo cabría esperar un aumento del carácter cálido del mismo. En cuanto a las precipitaciones, la práctica inexistencia de las mismas en la época estival asegura la permanencia sin cambios de la situación actual.

En cambio, la probabilidad de superar la situación de sequía pluviométrica sí crece a seis y doce meses vista con la posible aportación de los meses de otoño.En la siguientetabla se expresan los volúmenes de precipitación necesarios para superarla y la probabilidad de ocurrencia asociada a los mismos.

Imagen

Anuncios

Acerca de ComunidadRediam

La Red de Información Ambiental de Andalucía (REDIAM), creada por Ley 7/2007, de 9 de julio, de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental (GICA), tiene como objeto la integración de toda la información sobre el medio ambiente andaluz generada por todo tipo de centros productores de información ambiental en la Comunidad Autónoma.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s