La erosividad de la lluvia en Andalucía

Los impactos ambientales por las pérdidas de suelo ocasionadas por la erosión son diversos y de extrema gravedad: pérdida de suelos fértiles y relictos,Portapapeles01 desertificación de grandes áreas, aterramiento de embalses, incremento de la peligrosidad de las avenidas, pérdida de biodiversidad, etc. Es por ello que la exactitud en el cálculo de tales pérdidas de suelo es de máxima importancia en la evaluación de los recursos naturales de una región.

La erosividad de la lluvia, que interviene en el cálculo de las pérdidas de suelo, es directamente proporcional a la densidad del aguacero, la velocidad de las gotas de lluvia y el tamaño de las mismas. Si a estos factores añadimos la intensidad máxima de precipitación durante un periodo de 30 minutos consecutivos, obtenemos como resultado la erosividad de la lluvia. Para el cálculo final de las tasas de erosión y pérdidas de suelo sobre el territorio andaluz aplicamos la Ecuación Universal de Erosión de Suelos (UDSLE), que tiene en cuenta, además de los factores antes mencionados, otros como la densidad de la cobertera vegetal, el tipo de suelo o las pendientes.

La erosividad de la lluvia es el elemento más dinámico de entre todos los que intervienen en el cálculo de las pérdidas de suelo, de ahí la importancia que tiene el conocimiento preciso de la misma y la introducción de mejoras en la metodología de cálculo que se basa en estudios teóricos y ejercicios prácticos en parcelas de experimentación en los que, a menudo, no pueden contemplarse la extraordinaria diversidad de casos que se producen en la realidad.

Por este motivo, desde la Red de Información Ambiental de Andalucía, al mismo tiempo que se realiza un seguimiento del fenómeno publicado anualmente en el Informe de Medio Ambiente, se está trabajando en el desPortapapeles02arrollo de nuevas metodologías que permitan precisar en mejor medida las pérdidas de suelo. En este sentido, se está trabajando en la adecuación de la fórmula de cálculo de la erosividad a nuestro ámbito de estudio, así como en la determinación de los umbrales a partir de los cuales la precipitación ejerce realmente su potencial erosivo.

Recientemente se ha establecido una nueva línea de trabajo, en colaboración con la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), en la que se valorará el uso de imágenes procedentes  de radar meteorológico tanto en la cuantificación como en la determinación de la distribución espacial de la erosividad. Esto no hace sino complementar otras actuaciones como la participación en proyectos europeos relacionados como el DESERTNET.

Anuncios

Acerca de ComunidadRediam

La Red de Información Ambiental de Andalucía (REDIAM), creada por Ley 7/2007, de 9 de julio, de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental (GICA), tiene como objeto la integración de toda la información sobre el medio ambiente andaluz generada por todo tipo de centros productores de información ambiental en la Comunidad Autónoma.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s